domingo, 30 de noviembre de 2014

He estado esperando durante mucho tiempo.



"Yo creo en el amor, ese amor que mueve montañas, que mueve el mundo en silencio y sin llamar la atención..."





No pido más que los besos que ya me han dado
no hay más tacto que el que ya he apreciado
no hay más miradas que las que ya he sentido
ni sonrisas más verdaderas que las que ya he dado.
Las noches en las que me he entregado
las palabras que he regalado que han sido cosechadas...
que han sido escuchadas. Y las que no.

Los placeres que desconozco y los miedos que mantengo.
Las notas que me dibujan y los atardeceres en tus brazos.

Y mis zapatos mojados,
y tu piel despedazada contra mis muslos, 
tus palabras confusas...
despertamos más y más,
dentro de un bucle enfermizo de amor arrollante...
Me compones.
Seguiré siendo trozos de realidad aleatoria,
de momentos de pasión y de copas de más
cuando no daba más que unos besos
y terminé por entregar más que un cuerpo a ese eterno desconocido.

Así acabaron mis días y mi piel entumecida de tanta desazón ...
de esos días de vida que me quitan el resto, en mis pies, en mis latidos, en mis canciones.

sábado, 25 de octubre de 2014

Noche XXV

Y aún ahora
cuando las espinas ya no están clavadas,
cuando el aire que respiro no lleva tu aroma
tu inexplicable e irresistible aroma.
Sigues haciendo sangrar mis días y mis noches.
Cuando no lo esperaba y mis manos se desvanecen al escribir..
mi boca seca de palabras no pretende llegar a ti.
Mi corazón duele.

Un golpe camuflado entre el tiempo y la espera

pensábamos que no dolería
pensábamos que ya no existíamos en esta latitud.
Y aquí estoy, con un sentimiento de estupidez increíble.
Con las mismas sensaciones de siempre, pensando las mismas cosas.
Un bucle contínuo en el que mis piernas siempre caen,
más enterradas,
más débiles,
más imperceptibles.



"Ella no sueña más"


Se retuerce un pecho de hierro
un aroma cambia y deja de fascinar
mis ojos más negros de ausencia
más llenos de discordia
y desconfianza ..
expectantes ante lo poco novedoso que se acerca
palabras que no podrán ser oídas con tanta ilusión
sentimientos irreales en mi realidad
en mi cuerpo y en mis escasas esperanzas.
Lo explica mi línea negra
mi estómago vacío
y tus mentiras.

Y así me hago cada vez más pequeña
encojo por momentos mientras pienso en ti.
Mientras pienso en mí y en lo ridículo que ha sido todo.
Despojo de actitud mis actos
soy pequeña,
como una hormiga...
ando por tus labios recorriendo los recuerdos
con mil pasos y una idea.
Y tras cada palabra tuya, me hago más y más pequeña.
El viento me lleva..
y tú me sueltas.
Y yo ya no pertenezco...
ni a mí ni a nadie
ni una ciudad, ni una noche extraña...
ya no pertenezco.
Esta noche no existo.
No hay más labios. 
No hay más excusas
pero las canciones siguen siendo eternas.
Y esas canciones me hacen muy pequeña.
Más pequeña con cada nota
cada nota que trae un recuerdo.

Fugaz me desvanezco.

Hoy no es mi noche, estos no son mis días.

lunes, 13 de octubre de 2014

Galaxia

Suave mareo de la vida insana
de los pensamientos encubiertos 
y flores en cada boca.
Descalzo mis tiempos en medidas descompuestas de soledad
todo se destruye a un espacio desesperado, atraído y perplejo.

De neón eres en mi alma.
Desesperas los pasos ahogados.
Sublime canto de sirenas
un enigma llevadero
una mente bendita, vacía de amor
y de ti
y de tu cuerpo maldito
eterno en el recuerdo sobre mis muslos fríos. 

El calor en mis manos, detrás de una sonrisa.
Miradas, miles de miradas especiales en el estrecho de mi cuerpo
se despiertan sinfonías extrañas y llenas de agonías.
El cristal en mis manos se evapora 
perdiendo el mundo que me ha herido
el cristal, de igual forma evaporándose entre 
el viento y los recuerdos. 
Calmamos el alma.
Azucaramos con los restos de los besos al corazón perdido
la cabeza desconcertante. 
Un cuerpo con dueño, con amor y con deseos.





* Líneas que son latidos de mi corazón, todo es al final un conjunto de canciones*

miércoles, 1 de octubre de 2014

Permito la vuelta de mi ingenuidad solo por una noche, más no.

- I -

Eso que no para de nublar la vista.
Queremos más de lo que nos dan
somos hierba inerte helada y pasmada ante el movimiento 
de algo tan grande...
Elegir caminar o descongelarnos con cada palabra rota, con cada aroma y sonido
Un espejo manchado con rotulador
con un par de miradas verdaderas
empañado con falsa realidad que nos hace ser adictos
de un comercio, de unas frases y de un tipo de conducta que no suele llevarnos a más.

Causas dependientes de rasgos, de palpitaciones y besos.
Agrietas mi pecho con los restos de inspiración entregada, quiero más
de lo que me has dado, pero no puede ser más eterno el momento.
No podemos ser aquello que fuimos.

No sobrevivimos al golpe.










- II - 


Distancia recorrida que me aleja de mi naturaleza
un resto de perfume, de amor y de piel 
unas horas sin nada, con más besos
una noche fundida entre dos cuerpos despiertos, cariño, 
ternura, nuevas primaveras y sol...

Un tiempo pasado contra un deseo lleno de cristales rotos.
Cajas llenas de desconfianza, miedo acompañado de noches frías.

Parte mis labios con una caricia necesaria tras este tiempo entre tierras áridas.
Me encuentro y desencuentro entre sábanas congeladas de olvido y mañanas vacías.

Necesito la calidez de unos labios sinceros, una mirada que me dibuje un paisaje, 
un nuevo comienzo quizás nuevas excusas ... y esas ganas de ver(te), de vernos.
De compensar todo lo que vendrá con un par de sonrisas tontas.
Un juego estúpido que nos hace sentir vivos.
Unas dudas comunes, desconfianza latente en el mundo, 
en mí y en cualquier otro que pueda mostrar su alma a unas manos perdidas 
y distintas que el tiempo ha terminado por cambiar.
Al fin y al cabo somos mar. 
Infinitos.
Compuestos de olas...
vienen y van según el aire, 
según los días, según las horas...

Para acabar siempre en la orilla, deseando llegar, deseando que nos consuma y nos termine por secar poco a poco, pero que atrae, naturaleza atrayente sin más...
Una sensación de libertad rota que nos advierte de lo grandiosa que puede ser la vida
cuando respiras el aliento de un ser cálido aterciopelado que puede hacerte sentir inmenso.
Un imposible encadenando palabras...

Amor ausente.










[No puedo no pensar, no puedo rechazar lo que realmente soy, lo que realmente quiero, no puedo no extrañar, ni siquiera puedo dejar de escribir sobre él, aunque no lo tenga, aunque no lo sienta, aunque lo quiera lejos, es una de mis características principales. Amor, eso que se pierde en el tiempo, eso que pocos entienden hoy en día, eso que puede ser una mirada, una palabra, esa tontería que inspira y que hace que nos comportemos como idiotas, eso de lo que soy una fan, una verdadera fan en todas y cada una de sus vertientes naturales.]


viernes, 26 de septiembre de 2014

Lo que resta


Más ritmo que palabras, 
más miradas que tacto, 
más ironía que claridad absoluta.
Expande su energía reteniendo los sabores, 
los gustos los movimientos.

Brisa llevadera, cómoda, agradable
cerca de ti me mantiene etérea
inconstante y duradera...
Me fijo en tu piel, en tus labios 
y en tus ojos.
Pienso quedarme y seguir.

En otro tiempo sería yo...
en otro tiempo sería nuestro
lo que queda por venir.



martes, 23 de septiembre de 2014

Punto medio

La vida acaba por definirse en instantes, en conversaciones o algún que otro suspiro.
En esta edad, en la que todo y nada pasan a la vez..
Descubriendo calles llenas de historias
y personas sin maquillar, sin más que palabras y un par de metas.
Alterada la materia prima de los sentidos con cada sustancia
con cada atisbo de paz, y con cada sorbo más en noches inquietas.

Reflexionando sobre todo... y tú.
Recordando sensaciones... y yo.



Una incógnita marchita de un reencuentro que llegará...
quizás, con el próximo anochecer y mis canciones
quizás, entre tus sábanas dando la bienvenida al sol.

Una constante que nos conduce hacia caminos
dudosos y desérticos... donde pensamos mucho más de lo que llegamos a decir.
Infravalorando lo que nos rodea y la verdad.
Tan palpitante y perpetua, esa que no suele gustar, esa que no inspira
que da más brisa, más aire y más dudas.


domingo, 24 de agosto de 2014

Un sol.







Momentos de lucidez que te inyectan pasión a ratos, cuando no lo esperas.
Viene como un torbellino de energía que te repleta el cuerpo y lo paraliza
despierta la mente y los sentidos.
Respiras para asimilar todo lo que quieres llegar a conseguir...
resguardas las ganas de caminar por el mundo y dejar pequeñas huellas en el camino
para no parar de aprender nunca, para no dejar de sentir la tierra en tus pies, el aire en tus pulmones 
y la luz cegadora del sol cada mañana.

Energía volátil dispersa y continua
que te lleva por un sendero de ideas que pretendes que lleguen ya.
Con una noche bastaría para acomplejar a las estrellas.
Con un giro de ideas, con una mañana inspirada.

La juventud es lo que tenemos
y las cadenas lo que nos retiene.

Sostenidos en un camino que nos condiciona
cuando con una mochila y la mente podríamos ser capaces
de hacer girar más rápido la tierra.
Cargados de fuerza vamos cambiando lo que podemos
llenando de conocimiento lo que esperamos perpetuar.

Cuando el horizonte se hace pequeño a los ojos de un gigante.
Cuando la esperanza se convierte en algo cercano proyectamos el alma más allá de lo simple.

Somos lo que se nos permite, llegamos a conseguir pequeñas versiones
blandas de lo que podemos y queremos realmente ser.

Ojos llamativos ocultos bajo una gran vertiente de modas
de imágenes erróneas de felicidad.
Un cargamento de pisadas, de tacto inequívoco
de rostros insignificantes.

La libertad a escasos centímetros,
la libertad bajo precios, la creatividad expuesta y manipulada.
Una casa, una ciudad que se encoge ante tantas ideas,
ante tantos ideales.
Cuando el mundo está a tus pies...cuando se supone que podemos cambiar lo que queremos.

Ideas preconcebidas que no son reales.

Lo real es hacerlo, es conseguirlo, es perseguirlo, es cambiarlo.

Sin fronteras esto sería tan increíble, tan flamante de belleza
y de sabiduría, que todo nos llevaría a más.


Una realidad utópica bajo pensamientos reales (?).

miércoles, 20 de agosto de 2014

Espejo de ojos cerrados.







El aire es asfixiante y la cabeza no se logra despejar.
Me gustaría abandonarme ahí, en medio del viento y la tranquilidad del sonido.
Ese sonido que no deja que escuches ninguno de tus pensamientos.
Un instante que ayuda a ventilar más lo que vemos día a día.
Lo que nos intoxica hora tras hora.

Para no hablar de ti ni de mí.
Para no hablar de nadie en concreto.

Todas mis arterias llenas de luz y madrugada
mis aromas se escapan entre tus oídos y mis labios cuando hablan lento y ya desganados.
Por todo lo que no he hecho, por todo lo que deseo hacer y el tiempo se me gasta
entre tu tacto, entre tu escasa poesía y mis suspiros, mis punto y coma.

Sin vocablos que sobren en un encuentro inesperado y desesperado
donde el tacto se desea y donde la voz es parte de un horizonte pasional y peculiar.
Sin aire, me dejas sin piel, ni pensamientos
eres tan impactante que ni mis mejores escapadas, pueden dejarte fuera de 
mi campo de inseguridad ya construído.


Soy difícil de comprender, tú quizás un poco más.


[Una luna más mordiendo tu piel]





























lunes, 11 de agosto de 2014

00:52

Un movimiento deseado 
ante unos ojos inesperados
unas palabras que definen los días
unos rayos de luz que calman los poros
cuando no lo esperabas.

Es natural ese movimiento 

en tu sonrisa.
Es natural ese escalofrío al respirar...
cerrar los ojos lentamente
apretar los dientes, 
asegurar un suspiro al universo.

Una luna más con deseos de lo que no tenemos,

cansancio de lo que poseemos...
y una libertad que nos cuesta la misma soledad.

Aquellos ansiosos por retrasar lo que llega

cuando suele ser más novedoso de lo que esperamos 
lo que conocemos y aceptamos.

Susurra en mi espalda, 
araña mis sueños con tus pupilas, 
desmarca mis ganas
y reinventa mis canciones.

Puedo dejarte, puedo odiarte, puedo permitírtelo, o no.








lunes, 4 de agosto de 2014

Una entrada que no es una típica cosa rara. Fin.

Vamos a dejar las estupideces, las cosas nunca ocurren como esperamos.
Por ello nos llenamos cada día con una esperanza nueva 
con un desencanto podrido detrás.
Ni el amor es tan bonito como esperamos, ni el amanecer llega con tanta vitalidad como queremos.
Las decepciones llegan cuando menos las esperamos y de quien menos 
lo imaginábamos.
El dinero falta cuando más se necesita y la comida sobra cuando menos hace falta.
Siempre, siempre lo mismo. 

La vida es una putada, unos dicen que es un regalo
en realidad para muchos es todo lo contrario.
Una putada que te regala buenos momentos, sí.
Pero no por ello deja de ser una cagada, un truño lleno de purpurina como diría yo.

Nos componemos sin haberlo decidido así, de sentimientos lamentablemente.
Y eso nos complica la existencia incluso más que el propio y asqueroso dinero.

Nada suele llegar cuando lo esperas, puede que eso resulte a unos excitante 
a otros una puta mierda.

Esperas un beso, esperas una mirada, quizás una cita decente porque me la mereces
porque eres ese tipo de persona.
Pero claro, lo de esperar nunca es que haya dado mucho resultado. 
Sí, eso lo sabemos todos, todos sabemos la puta teoría, pero eso nunca pasa. 
Nunca hacemos caso a la teoría.

Al igual que las metas que nos planteamos en nuestras vidas...todo se hace esperar, y no llega como queremos.
Y si llega como y cuando esperamos se contrastará con una cagada en otro aspecto de la vida.

Pero, me centraré en mi pensamiento inicial.

He visto como millones de veces en las relaciones amorosas del planeta las tornas comienzan con un amor loco y desmedido por parte de dos.
Pronto alguien se despega y se cansa un poco (suele ser el chico) y la otra parte del pack se siente infravalorado/a y empiezan los celos y los controles.
Un tiempo después la segunda parte se cansa, ve la claridad de los hechos 
y le despeja el camino al cansado/a.
El cansado/a se alarma y da todo su mundo al otro, cuando a este ya no le interesa.
Y fin.
Esto puede pasar en diferentes periodos de tiempo pero sieeeeempre pasa.
Tarde o temprano.

Fácil demostración de que las cosas nunca suceden como queremos y esperamos y casualmente somos nosotros mismos quienes nos encargamos de joderlo todo poco a poco o de golpe, eso ya depende de la persona.

Y quizás muchas relaciones siguen vivas a base de resignación.
Y eso queridos, no es amor. 
No es ese puro amor extravagante y asfixiante que te llenaba en el primer mes besando ese cuello y queriendo hacer el amor en cada esquina sin importar la gente.

Obviamente estoy aportando una visión general, habrá excepciones y otras formas de verlo, como con todo. 
(No digo que mi pensamiento sea el correcto solo estoy aquí vomitando palabras, pero tampoco pido opiniones)
Eso si, descarto totalmente la versión Disney de todo esto.
Sobre todo porque hoy en día se es capaz de dejar pasar a una persona que te puede llegar a volver loco o loca, solo por ir detrás de un físico, una modernidad y un dinero que llaman más la atención.

Y así acabamos todos...jodidos, haciéndonos los fríos por las redes sociales y fingiendo que todo es jodidamente perfecto, cuando sabemos que un día a la semana se nos jode algo, o jodemos algo.

Gilipollas es el segundo nombre de todo ser humano sea por cosas como ésta, o por otras muchas que quizás me de por escribir otro día.


Bye Gnight.

sábado, 2 de agosto de 2014

Ella

Aporta cosas menos comunes
el resto se encuentra en bibliotecas...
no se detiene ante nada 
torbellino de sensaciones 
y dulzura extrema en amaneceres 
desintegrados en sus ojos.
Pocos llegaron a ver su realidad.
Suave fue el aroma que pudo 
enloquecer su mundo 
cerrado con candados apartados en la nada,
de una realidad desgastada.

Sábanas manchadas con pasado, una mirada
fría y seductora, con sed de novedad.
Ganas la delimitan al seguir los pasos 
de lo atrayente.
Pasarán los días,
sin que haya alguien que pueda atreverse 
a intentar descubrirla.
Su soledad quizás atormenta al resto.
Puede que la apariencia engañe más de 
lo que esperaba, aún así sigue cómoda 
en su burbuja, en su vida sin aromas extraordinarios.

Esas sensaciones ya han tenido cabida en sus manos, en sus ojos.
Ya no queda lugar para más.





Por lo menos hasta el próximo viaje a la luna.

jueves, 31 de julio de 2014

Ww.

Siempre que se puedan esconder en las mañanas las heridas de la noche anterior no pasará nada.
Mientras mis pupilas no sean tan evidentes
y mi mirada tan seca e insana podré caminar unos pasos más.
Cuando la necesidad de lo que sigue se parte en dos
en un camino que no ayuda...tú permaneces,
pero pocos permanecen contigo.

Todos, muchos, más que suficientes encargados de la nada
con grados altos de hipocresía y rencor.
Con amistades y enemistades que no significan mucho más que momentos
en meses de austeridad y de devastación extraña.

No sé ni como llegar a expresar lo que me transmiten los instantes 
de este calibre, de apreciación inexacta.
Puede que cierre los ojos más de lo debido porque es más cómodo.
Lo onírico, me revive y fortalece, me purga cuando me siento llena de veneno.



viernes, 25 de julio de 2014

Oportunismo.





Y ahora pretenderán hablar,
ahora pueden volver a comenzar
es un juego divertido,
atrayente de idiotas.
Canciones similares en cada campo
con más de mil ojos observa lo que ocurre...
perro viejo en más de una.
Olvídate de todo lo que has vivido
no vale la pena, tras una contaminada
atmósfera seca y falsa.
Se presume de todo aquello que no existe
gente ordinaria, simple y sin más que aportar.

domingo, 6 de julio de 2014

Tierras oscuras






Es ahora cuando mis pecas llaman tu atención, 
es ahora cuando mi hoyuelo te parece encantador 
y te fijas en lo bien que huele mi pelo.

Es ahora cuando aprovechas cualquier despiste para acercarte a mis labios.
Ahora, cuando tus manos quieren tocar mi piel de manera
delicada, con miedo a que me aleje o a que mi tacto te queme, te duela.

Es ahora, cuando sonríes solo al observarme.
Cuando me dices cosas con la mirada
cuando las entiendo...
y no pueden ser correspondidas.

Ahora es tarde
eso ya lo sabíamos.




[Historias de lo eterno -  Parte 18209278739109108384746491999]

domingo, 29 de junio de 2014

Esencia

Hace falta un lugar en el que liberarme, 
en el que destruirme y respirar hondo para volver con más fuerzas.
Este lugar no tiene miradores que puedan hacer de mí una mirada eterna sin miedos.
Suelo abrazar mi soledad, es un despertar 
continuo para las versiones de mí misma, 
para los escritos y para crecer con velas.
Crecer entre silencios y música.
Pero siempre existen esos días en los que se hace menos llevadera, 
en los que asusta y quizás tiene atisbos de melancolía.
Solo por momentos, cuando dejamos de ser tan débiles, 
cuando dejamos pasar lo que no queremos ver.
Un mirador con brisa de verano...
Donde se pueda observar lo diferente que camina cada individuo 
y lo perdidos que parecemos todos desde la distancia.
Desde donde la sociedad sucia y aplastante parece insignificante
ante un respiro, ante unas ramas que se lleva el aire con tu olor a frutas.
Con sabor a hielo.

Cerrar los ojos y olvidar el momento a veces cura más que mil terapias.
Guardo en buen recaudo mis sentidos y sus sensaciones,
no dejo avanzar más allá de lo que es debido el sabor en mis muslos 
ni la temible violencia de un recuerdo vago.

Los párpados pesan menos después de reconciliar las horas,
las palpitaciones, el cabello que no deja de tener movimiento..
movimiento que impide que te escuches del todo bien.
Movimiento con sonido a brisa y con sabor a libertad.

Este lugar puede ser perfecto con una salida para mis noches extrañas.






"Las pasiones pueden llevarnos muy lejos, o simplemente arruinarnos"

martes, 24 de junio de 2014

Es libertad, lo que pasa es que no sabemos hacer nada.







Se nos acabarán los días, se nos agotarán las palabras
y no llegaremos a sentir más de lo que se nos presenta
solo por ser superficiales.
No pretendo pretender a nadie
no pretendo significar para el significante...
pero si desprendo de mi cuerpo el hielo.
No cierro puertas, cierro los ojos y creo en lo que puede venir.
El amor mantiene la vida, nos mantiene respirando
a veces más fuerte que antes, a veces ni se siente.
Los tiempos modernos nos alejan de lo que es real
de lo que nos descoloca y nos quita el sueño.
Poseemos corazones inertes en días que pasan y pasan,
no lo buscamos no lo aprovechamos y no lo pretendemos.
El amor, ese concepto que puede ser vacío
puede estar menos equilibrado que cualquier otro tipo de realidad.
Irreconocible cuando se aproxima sin quererlo
cuando te atrapa poco a poco.. siendo aprensivo
siendo árido.
Llega y te desenvuelve, te convierte, te mantiene libre, brillante.
Vuelas con un montón de dudas.
Sin sentirlo puedes entregarte, sin creer en él no puedes ser.
Es vida en momentos.

Algo necesario, inspira y mantiene los suspiros
da noches frías, retratos y madrugadas cansadas.

No sabemos que hacer con nosotros mismos
no sabemos que hacer con los demás
no sabemos amar,
no tenemos puta idea de vivir.

Tiempos de mierda que nos alejan de lo que puede ser algo increíble.

[Momentos de realidad instantánea.]
[Vuelvo a mi burbuja.]
Adiós.