martes, 22 de mayo de 2018

Estrella

Wanna be yours - Arctic Monkeys 


El anhelo del sentimiento puro.

Esa sensación de eterna frescura,
comparable a pisar por primera vez la arena o ver el mar. 
Ese momento, esa sensación prolongada
que te hace notar vida a través de cada sentido. 

Los secretos no existen en la 
fantasía del mundo creado.
La suavidad, el hogar y la utopía.
La ilusión eterna de una colisión.
Universos enfrentados que se descolocan.
Para al fin, formar galaxias sin más que un parpadeo...
Un roce,una sonrisa, un te quiero. 
De esos que se sienten sinceros. 
De esos que te erizan la piel. 
Eso es una galaxia, es el mar por primera vez 
junto a ese atardecer, ese en el que controlas el tiempo 
y el mundo por fin se para. 

La mejor de las drogas es ese sentimiento.




[Y yo sigo siendo astronauta cobarde]


  :

martes, 3 de abril de 2018

T.



Mermados los recuerdos 
por ausencia de memoria...
Mis claves se resisten a permanecer intactas.

Y las ansias se desatan al igual 
que los errores, tales que 
la calidez de unos labios 
no llega a borrarla.
Y sigo recorriendo el camino
viviendo el destino, la suave 
tragedia del aprender ser.

Del querer ser y contigo seguir siendo.

Y mermada está mi alma
a la espera de ese estruendo... 
Ese que me haga volver a la vida, 
a la tórrida, arrollante y fascinante
vida en la que mis ojos
siguen cerrados.


[Sick Love - Red Hot Chili Peppers]

martes, 27 de marzo de 2018

Rojo





Me convierto en verso quizás para que puedas oírme... 
Para que puedas recitar en algunas partes de mi cuerpo. 
Podría ser confidente y confianza.
Podría ser todo lo que quieras...Claro, si quieres.

Y en el limbo se desviven 
las míseras ganas, la paciencia y el alboroto.
Cruje y se añeja la magia
se desencadenan anclas 
y comienza el frío. 
Si no miras de verdad que se puede esperar...

Ser arrollador como si fuese el primer  
o quizás el último día en el que se unen.

Pieles ácidas de temor y ardientes de ingenuidad, 
sin más aspiración que el roce.

Y yo soy de quedarme con tu olor
y memorizar lunares. 

[Y se cierra el ciclo que pertenece al bucle infinito 
que deriva en mi corazón ]

domingo, 19 de noviembre de 2017

Cubos y piratas






Llegaste sin preguntar...
Casi sin avisar, en un segundo caí en tus ojos. 
En el siguiente movimiento estaba hipnotizada.
Como las serpientes por la melodía, 
como un perro mirando burbujas en el aire.

Tus manos y los cuerpos, 
la tranquilidad y la confianza creada en un día,
 a través de el azul de tus ojos
y el rojo de mis latidos. 

Naturalidad entre sábanas 
libertad apresada en los labios 
y el tacto mágico entre mi música
y tus ojos. 
Y es que, esos ojos...

Suavidad y leve pasión que descoloca cada una de mis partes,
las libera entre amor y ternura, 
entre las manos perdidas me coges y me acostumbras, 
me derribas y deshaces 
como si tuvieses la clave para entrar.
Para quizás no volver a salir.

Esa libertad completa en la que nos enredamos 
en esa libertad incompleta de sentirte a ratos.

Es la luz que no encontré, que no aprese. 
que solo observo en la distancia
como el mejor oasis que me he encontrado 
entre tantas realidades.

Sanas, amas, escuchas y tratas.
Hace mucho que no había tesoros de este calibre
así vuelve a la vida el amor.
Amor de mil formas y maneras
amor entre guiños, manos atadas y abrazos completos.

Curaste sin quererlo, 
regalaste esperanza cuando solo intentabas sacar una sonrisa
las heridas han sanado un poco más rápido gracias a tus ojos, 
la mirada sincera y las risas más puras.

La poesía la pongo yo.
Te escribo en la espalda todo aquello que no quiero olvidar.
Te reservo la arena, las olas, salitre y mucho paraíso.
Te reservo mi espalda, mis clavículas y mi debilidad.
Siendo tú el que tiene la llave para todas esas claves, 
reservo nuestra libertad.
La guardo tras los abrazos inesperados 
y las palabras que me abrieron a tu realidad. 

Sentir. 








sábado, 21 de octubre de 2017

Volcán

La inactividad de un volcán no es algo fiable,
nunca se sabe cuando va a comenzar
cuando va a vibrar la tierra para dar paso
a una expansión de calor, de atmósferas,
de polvos y debilidad a la par que fuerza.

La inactividad no dice más que la espera
el momento pausado, el corazón palpitante
muy lento y quebradizo.



A la espera de la fuerza, de los elementos encontrados
la pasión alineada, los cuerpos entregados.
La furia contenida en dosis perfectas de coraje.
El paso ligero y la vergüenza escondida,
para acumular los vértices, 
las raíces, el tacto y la piel.

Tras ser los mil estados llegar a ti...
Encontrar todas las normas que me aten 
libremente a tu espalda
para poder estallar mil veces, 
para ser los contrastes más
incómodos...La tormenta y el aire.
El fuego y las cenizas.

Encontrar nuestras raíces, deslizar la lengua
para difuminar la piel, una mirada
y un huracán.

La inactividad paciente reciente y hermosa,
inquietante, y quizás perpetua, la paz dormida.
El alma en la piel y corazón en los zapatos.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Sirena




Mis pasos ligeros no llegan a encontrarte
y busco, miro, indago y descubro.
Observo y mantengo extraños debates internos,
entrelazo la existencia de un millón de posibilidades
y mis luces intermitentes buscan el peligro.

Neones sólo para mantenernos vivos...
Y sigo intentando saber qué aroma será 
el que guarde mis raíces.

Pierdo los rumbos mientras espero 
que la distancia se disipe...
Y camino a orillas del mar, para sentirte un poco más cerca.
Escucho las olas aún atrapada en mi cuarto
la brisa carcome mis paredes para 
hacerme sentir más libre,
esa libertad tan tuya, tan mía.

El miedo ante una tormenta, ante el mar desconocido
ante la calma presente que nunca será eterna.
Me planto en la arena, enterrando mis dedos para
no alejarme del escenario en el que marcados,
seguiremos las huellas, 
para destinar mis manos a tus pasos.
Para dejarme llevar por tus 
lunares y el desconocimiento
perfecto de tus labios en mi cuerpo.
El escenario de nuestra primavera,
entre mar y arena.
entre tú y yo.

sábado, 5 de agosto de 2017

Llorona








Cambiando de ciclos me encuentro entre las mismas espinas.
Se me cuelan los sentimientos por las rendijas que había tapado.

Cada una de las noches me dicta una nueva posibilidad 
que se borra al recordar tu nombre.
Y las lágrimas dibujan mis curvas, para que la tristeza sea mi mentora
como viene siendo desde hace tiempo..
No quiero más cercanía que la soledad firme, 
estática y permanente que me acompaña.
Esa que no daña, la que no hace de mis pupilas sangre en tus manos.
Perder el tiempo entregando realidad, tacto y momentos 
para que sean despreciados una y otra vez, de mil formas diferentes.

Estos tiempos no son los míos.
Este amor no me corresponde, el actual, el efímero.
No es mío.
No lo quiero.

Crezco y estallo mil bombas,  para que solo permanezca la verdad.
Y pocos pueden llegar a comprender los puntos 
que se desactivan cuando el tacto me cambia..
Y curtida por un par de arañazos, los amaneceres me parecen 
más bonitos, pero sigo queriendo la lejanía de lo verdadero.
Lo eterno está en otros lugares.
Lejos de mí, de mi ser y mis piernas.

Desactiva las bombas, aparta la tristeza, deforma mis miedos.
Música que calma, amansa mis ojos, mis palabras y el sentido.
Aturde, aturde todo lo que me rodea, y mi cama es la tumba más cercana.
La resurrección nunca fue tan recurrente, 
la tristeza tan bonita y la soledad tan fría.